ESCORZONERA

Información de la planta curativa Escorzonera

• Nombre científico:Scorzonera hispanica

• Otros nombres: Astobeharri, Astobeharri, Escorzionera, Herba escurçonera, Salsifí de España

• Usos comunes: Diurético, Antiinflamatorio, Antirreumático

• Descripción: La escorzonera se caracteriza por tener una raíz rolliza, de corteza resquebrajada y negruzca. A pie de tierra se extiende un rosetón de hojas de figura lanceolada, con la superficie ondulada y los bordes crespos, a menudo con pequeños dientes. En el extremo del vástago principal se forman unas cabezuelas rodeadas de un involucro de anchas brácteas, más largas las internas que las externas. Los frutos de esta planta son alargados y rematan en un vilano de aristas plumosas.

Se cría en los collados y lugares incultos de gran parte del país, desde Cataluña hasta Andalucía, siendo más común su presencia en suelos ricos en cal.

• Floración: Florece en mayo y junio principalmente, aunque depende mucho de su localización geográfica. De la recolección con fines medicinales interesa principalmente la parte subterránea, es decir, las raíces. Si se corta a lo largo esta raíz se comprueba que la corteza se desprende fácilmente de la parte leñosa y que por dentro tiene un color castaño claro. Una vez que se tiene la corteza separada, se corta en rodajas y se pone a secar a la sombra o en secadero, a temperaturas no muy altas.

• Aplicación: En la raíz de escorzonera se halla un glucósido llamado coniferina. También se encuentran cantidades significativas de arginina, asparagina, manita y colina. En el látex hay algo de caucho y otros compuestos de menor importancia desde el punto de vista médico.

A esta planta se le han atribuido muchas propiedades, de las cuales hoy en día solo se le reconoce cierto efecto diurético, además de estar recomendada en personas aquejadas de problemas reumáticos. Actualmente en algunas zonas de nuestra geografía se emplea como hortaliza dietética, pero no la variedad silvestre sino la especie cultivada. Este alimento se recomienda especialmente a personas que padecen reumatismo, enfermos de gota, arterioescleróticos y en general a personas que deben seguir una dieta exenta de fécula, como ocurre por ejemplo en el caso de los diabéticos. Del resto de las virtudes que en la antigüedad se le atribuían a esta planta -como que era un eficaz remedio contra las picaduras o que atenuaba los ataques epilépticos- ya no queda más que el recuerdo de antiguos libros.

La escorzonera es una planta medicinal que posee poderosos efectos beneficios para el organismo. El nombre binomial que se le ha dado a esta especie es el de Scorzonera hispánica. Se trata de una planta que posee una raíz bastante rolliza con corteza muy resquebrajada y de color oscuro. La escorzonera se caracteriza por tener hojas de tipo lanceolado y superficie con una gran cantidad de ondulaciones.

En la parte extrema del tallo principal de esta planta se forman cabezuelas de buen tamaño. Esta planta posee unos frutos bastante alargados. La zona de crecimiento típica para la escorzonera son las tierras con un alto contenido de cal. Esta planta florece especialmente en los meses de primavera. Al momento de recolectar la escorzonera lo que más interesa son las raíces.

La raíz de escorzonera tiene cantidades significativas de un glucósido que recibe el nombre de coniferina. Otros de los componentes de esta planta medicinal son la manita, la colina, la arginina y la asparagina. Las propiedades más sobresalientes de la escorzonera son las de remedio de alto poder diurético, anti-inflamatorio y de alta efectividad para casos de reuma. Con la escorzonera también se pueden hacer diferentes preparaciones para reducir las molestias que producen enfermedades como la gota y la arterioesclerosis. Las hojas de escorzonera están recomendadas como suplemento de dietas muy bajas en féculas y harinas (como suelen ser las de los diabéticos).

Si bien existen distintas recetas para incorporar la escorzonera al cuerpo bajo métodos de cocción en caliente, lo más práctico y seguro es su consumo crudo y natural. Simplemente tenemos que incorporar las hojas de esta planta en nuestra alimentación normal por medio de una ensalada. Podemos agregarle los aderezos que más nos gusten (se recomienda aceite de oliva y unas gotas de limón).