Descripción:

El saúco es un arbusto o árbol de entre 2 y 10 metros de alto. Sus hojas son dentadas y desprenden un olor poco agradable. Las flores se disponen en falsa umbela con 5 pétalos, 5 sépalos y 5 estambres con anteras amarillas. Las bayas son verdes primero y negras cuando maduran. El tallo es hueco y frágil, con una médula blanca

Historia:

El origen del sauco se encuentra en Centro Europa y el Asia Occidental. En la antigüedad se uso las bayas, flores y corteza por sus propiedades medicinales relatados en los manuscritos de Plinio el Viejo. Los Egipcios lo usaron para el cuidado de la piel, los Romanos en infusiones para el estreñimiento. En la Época Medieval fue usado como medicina popular, tintes textiles y de cabello.

Utilidades:

El sauco como comestibles: Los frutos y las flores de saúco son comestibles. Los primeros se pueden preparar en zumos, mermeladas, jaleas, salsas, sopas, etc. Deben de consumirse siempre maduros, pues cuando verdes son tóxicos. También las semillas, aún bien maduras, son indigestas, por lo que conviene no abusar del fruto en crudo. Al cocinarlo se vuelve inocuo.

Bebidas: Con las bayas de saúco se pueden preparar zumos simplemente prensando los frutos con un paño limpio. También se pueden preparar licores.

El sauco como medicinal: El saúco es uno de los mejores sudoríficos (estimula la transpiración) y depurativos (purifica la sangre contribuyendo a eliminar los desechos). Además también presenta propiedades diuréticas (colabora en el proceso de depuración de la sangre al eliminar las toxinas) y antiinflamatorias (reduce las inflamaciones). Se emplea habitualmente en forma de infusión para tratar resfriados, gripes, enfriamientos, catarros y también se puede tomar como medida preventiva de estas afecciones. En forma de compresa se emplea para tratar afecciones de la piel, como eccemas y otras dermatosis también la recomiendan para aliviar las hemorroides y para las quemaduras leves. Para la conjuntivitis, además de emplear compresas también podemos realizar lavados de ojos con la infusión de las flores. Las partes de utilidad medicinal del saúco son las flores, los frutos, las hojas, y la segunda corteza.